2.5.06

Un borracho

Bukowski es como el Corto Maltés, o las actuaciones de Robert De Niro o Michael O'Rourke: todo lo que lees es lo mismo, huele al mismo sudor, te deja el sabor amargo de un antiguo chiste contado para distraer a la muerte, te envicia Bukowski porque las palabras tienen su aliento y puedes sentir la saliva que escupen, y sus historias de bares y pensiones son las mismas que tú vives en los mismos bares y las mismas pensiones. Todavía me dan ganas de cortarles la cara a ésos que consideran a Bukowski un escritor menor. "Es fácil escribir así", "No agrega nada". Mierda. Prueba, cornudo, prueba. Es casi imposible escribir tal cual, tal cual el mundo se chorrea sobre tu percepción. Sin inventos, sin hiperbaton, sin grandes espectáculos ni resplandores gramaticales. Nunca los hay en la vida. Esas tremendas cosas sin importancia, ésas son tu vida.
Bukowski escribe para los que habitamos en el sótano oscuro de ese edificio abandonado que es este tiempo. Para nosotros, que no tenemos un pedo de ganas de que nos lo cuente Joyce, con sus 2600000 detalles, para nosotros, que se nos ha roto la silla donde estábamos sentados frente a las puertas de la eternidad, esperando jugarnos el tiempo y lo perdimos, ya no nos queda tiempo para apostar en entretenimientos literarios, no queremos que nos distraigan mientras miramos y estudiamos este siglo de aburrimiento que han empezado a proyectar en las pantallas de todo el mundo, no nos distraigan con chorradas y pajerías literarias.
Enrique Symns.

chicas tranquilas y limpias con lindos vestidos...

todas las que he conocido son putas, ex-putas,
locas. veo hombres con mujeres
tranquilas, amables -los veo en los supermercados,
los veo caminando por la calle juntos,
los veo en sus departamentos: gente en
paz, viviendo juntos. sé que su paz
sólo es parcial, pero hay
paz, a menudo horas y días de paz

todas las que he conocido son adictas a las píldoras,
alcohólicas, putas, ex-putas, locas.

cuando una se va
llega otra
peor que la anterior.

veo tantos hombres con chicas tranquilas y limpias
bien vestidas
chicas con caras que no son lobunas o
predatorias.

"no traigan más una puta por acá", les digo a
mis pocos amigos, "me voy a enamorar de ella".

"no podrías estar con una buena mujer, Bukowski".

necesito una buena mujer. necesito una buena mujer
más de lo que necesito esta máquina de escribir, más
de lo que necesito mi auto, más de lo que necesito
a Mozart. necesito tanto una buena mujer que
puedo saborearla en el aire, puedo sentirla
en la punta de mis dedos, puedo ver veredas construidas
para que sus pies caminen,
puedo ver almohadas para su cabeza,
puedo sentir mi risa que espera,
puedo verla acariciando un gato,
puedo verla durmiendo,
puedo ver sus pantuflas en el piso.

sé que existe
pero, ¿dónde está ella en esta tierra
mientras las putas continúan llegando?


1 comentario:

ELSA CICUTA dijo...

symns leyendaaaaaaaaaa!

www.laotracicuta.blogspot.com