12.1.08

¡S.O.S.!


¡Ayuda!
Después de que no le contesté el sms de anoche, hoy recibo este mail:

Termino de escuchar a mi amigo Sting cantando "Un ingles en Nueva York" y eso me motiva para escribirte. Primero y principal, quiero agradecerte el afecto con el que me has tratado siempre y me disculpo por algun enojo.
Soy un tipo acostumbrado a que me elogien por mi desempeño profesional, vivo a mil por hora y no presto atención a lo imprescindible de la vida que es el cariño.
Es por eso, que me descoloco tu demostración de aprecio, soy un melancolico total (aunque no lo parezca) que cuando baja un cambio, se choca con la vida.
Soy un tipo que vive replanteandose todo, que se cuestiona permanentemente y que no sabe disfrutar, es por eso que te gruñi cuando me diste afecto.
Como leeras, no soy un tipo facil, pero tampoco soy de malinterpretar nada, lo que está, está, cariño, afecto, aprecio, amor, en definitiva, vida.
Si estaba seguro, que ayer despues del cafe me ibas a llamar, es por eso que te agradecí, haberte escuchado nuevamente, no todos los dias, uno escucha a un angel que le dedica buenos deseos.
Si te narre algo que no estaba en tu mente o si te resulte denso, te pido me perdones. Mi corazon le ordena a mi mente que te dedique un beso. Deseo que en este caso mi mente se subordine a mi corazon. Chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu


¿?
me dejó pensando y repasando mil veces cada vez que lo llamé por teléfono
no entiendo en qué momento este ridículo llegó a confundir buena onda con amor (?)
necesito responderle algo porque sí, porque tengo que seguir laburando con él y su maldito representado

necesito responderle algo
¿¡¡¿PERO QUÉ!??!

2 comentarios:

Baterflai dijo...

Hola NN! Realmente me sorprendió bastante tu correo. Sé que en esta profesión estamos todos a las corridas y por lo general, siempre pensamos que estamos exentos de errores por la lógica velocidad en la que nos movemos. Mi llamado, si mal no recuerdo, fue por cuestiones profesionales. ¡Lamento haber dado pie a una confusión tan grande por tu parte! Decís que no sos de malinterpretar nada, pero en este caso te pido mil disculpas si te dí algún indicio de que mi llamado era por cualquier otro motivo. Por lo general mi amabilidad se suele confundir con otra cosa, lo cual -como te imaginarás- a posteriori me genera a veces algunos inconvenientes.
No es fácil conservar la buena onda a pesar del cansancio de fin de año y demás, pero bueno, yo sigo intentando eso y tratando de que todos aquellos con los que trato diariamente por cuestiones laborales mantengan la "moral alta".
Saludos cordiales!!

Jimenita.


Eh........ bueno, no sé, yo pondría algo así. El tipo tiene la cararrotez de decir que se cuestiona todo, es un melancólico, no es de malinterpretar nada... y se "inventa" que le diste afecto?
Otro que confunde amabilidad con jamón cocido. Quelotiró. (contanos cómo sigue).

Miguel dijo...

JAJAJA! ES BUENÍSIMO EL MAIL!
Espero sepas disculpar mi reacción, pero esta es una de esas situaciones en las que si las ves de afuera son muuuuy comicas...
Realmente el flaco es un nardo pero parece que se cree q es lo mas. Con frases como "te gruñi cuando me diste afecto.", "Como leeras, no soy un tipo facil..." y "Si estaba seguro, que ayer despues del cafe me ibas a llamar...", sólo falta que termine cada frase con un "nnnnnena" y Barry White de fondo y se recibe de grasa! Y el final!!!: "Mi corazon le ordena a mi mente que te dedique un beso. Deseo que en este caso mi mente se subordine a mi corazon."
Es terrible!!! Sólo faltaba que empiece el mail diciendo "Hola, soy Troy McClure! quizas me recuerdes del almuerzo de ayer..."