7.1.08

(...)


no sólo hace un calor de cagarse, sino que toda la gente se fue de la Ciudad. Con toda la gente me refiero a la gente importante para mí, claro (con excepción de esta piba, que me salva).

además, sigo sin acostumbrarme al cambio horario y tengo muchas cosas para hacer, pero levantándome a las 11 es casi imposible.

no sé, estoy como transcurriendo
ni feliz ni infeliz
acalorada
sin hambre (pero si hay algo para comer, como)

sin interés por nada en particular, pero con ganas de interesarme por algo

qué será esto?
un paréntesis?

1 comentario:

miguel dijo...

este post me recordó algo q leí hace mucho pero no me podía acordar qué era... y me quedé pensando en tu paréntesis.
Pero hoy, mientras armaba unos planos en el laburo, me vinieron a la mente las palabras de Oliveira:
“Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro, entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se vuelve vicario, la cara que mira hacía atrás abre grandes los ojos, la verdadera cara se borra poco a poco como en las viejas fotos…”
pd: es un fargmento de "Rayuela"